En el mes de julio tuve la oportunidad de ir a la ciudad de Nueva York con el objetivo de disfrutar como residente y no como turista. Creo que saben a lo que me refiero, ¿les ha pasado que quieren visitar una ciudad o lugar y se cansan tratando de visitar cada lugar turístico porque es así como se «debe conocer» ese lugar?

Me parece que la mejor manera de conocer una ciudad es de la misma forma en la cual deberíamos de conocer a las personas. Cuando quieres conocer realmente a alguien no te interesa saber cómo se comporta en el trabajo sino que quieres saber qué le gusta, qué no le gusta. En resumen, su esencia. Eso mismo deberíamos hacer con los lugares que visitamos.

Una perspectiva diferente

Nueva York es conocido como el distrito financiero del mundo por lo que algo debe de tener ese lugar para ser considerado con semejante título.

Llegué a Nueva York aterrizando en el aeropuerto JFK para después irme por el subterráneo. Mi primera parada fue en la estación World Trade Center y lo primero que vi fue la magnitud de la nueva torre llamada «Freedom Tower» o conocida como «One World Trade Center».

One World Trade Center

Con sólo estar 5 minutos en las calles de Nueva York ya estaba impactado por la altura de, no solamente la «Freedom Tower», sino de la mayoría de los edificios. Era como si ahí la altura fuera la norma.

Estar en Nueva York me dio una sensación de que la frase «estar a la altura» no puede ser más cierta en las calles de Manhattan. Para todo aquel que quiera construir una torre en Manhattan, deberá ser capaz de construir un edificio que cumpla con estos estándares.

La gente

La realidad es que los edificios son el reflejo de los estándares que tienen las personas que habitan ese pedazo de tierra. Para que una persona viva ahí se requiere que sus estándares sean altos y si no lo son… si tus estándares no están a la altura, entonces serás de esas personas que van en el «subway» con sus airpods y su mirada agachada, y quizás, quizás vas pensando en que la ciudad es muy cara y que no estás disfrutando Manhattan como deberías.

Por lo mismo te invito a cuestionarte tus metas y estándares. Al final, sólo tú puedes decidir esas medidas. Nada es bueno ni malo, sin embargo, si tus estándares son de edificios de 3 pisos y estás viviendo en Manhattan te aseguro que vas a sufrir si no los pones «a la altura». También, si quieres subir tus estándares porque hasta ahora estás contento con 3 pisos de altura pues ve cambiando de zona o ciudad para que estés en el contexto adecuado.

El contexto le gana a la voluntad

Ahora bien, esa reflexión realmente la puedes aplicar a todo. No te quedes con que ya leíste el párrafo y mataste el tiempo. ¿Cuáles son tus estándares y cuáles son los estándares de la gente a tu alrededor? Pregúntate si estás en el lugar adecuado para sentirte cómodo y feliz.

¿Y lo demás?

Lo demás dentro de Manhattan se puede resumir en:

  • Comida deliciosa
  • Precios elevados
  • Foodtrucks por todos lados
  • Central Park
  • Luces en la ciudad
  • ¿Ya mencioné la comida?
  • Vistas impresionantes
  • Gente de todo el mundo en un lugar llamado Manhattan

¿Y tú a dónde has ido y cuestionado si podrías vivir ahí o no?

¿Quieres que estemos en contacto? ¿Solo dejar un mensaje? ¿Tienes una duda?




    Quiero recibir el boletín