Día 3, centro de conferencias, 300 personas estábamos esperando escuchar cómo es la estrategia para vivir de tus inversiones en la Bolsa de Valores, sin embargo, el primer tema fue El efecto Dunning- Kruger.

Según Wikipedia, el efecto Dunning-Kruger es un sesgo cognitivo en el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real.

Lo primero que me vino a la mente fue: ¿Por qué rayos estamos viendo esto cuando deberíamos estar recibiendo números y estrategias concretas? Sin embargo, después de escuchar esa parte de la conferencia me di cuenta de que este efecto es súper importante y bastante común cuando se habla de temas de dinero.

Todos ya sabemos TODO

Ppff… ¿Yo ya sabía eso?

Todos en algún momento de esta semana

El efecto Kruger nos afecta especialmente en el tema del dinero. Yo pensaría que nos afecta porque es un tema muy personal que normalmente tenemos ligado a nuestra autoestima.

Para vivir de nuestras inversiones primero hay que aceptar que no sabemos todo, es más, hay que aceptar que no sabemos realmente mucho del tema. (Aquí, quizás estás diciéndote que tú sí sabes ahorrar, no gastar de más, incluso que sí sabes invertir. Se llama efecto Dunning-Kruger combinado con un poco de soberbia).

¿Entonces qué nos enseñó? El ponente nos enseñó que cuando se trata de temas tan emocionales como el dinero, primero hay que preguntarnos si nos estamos dejando llevar por el efecto Kruger o no.

Así que cuéntame, qué crees que sabías que realmente no sabes muy bien. Es como saber que tienes que ahorrar, pero sigues sin ahorrar ese mínimo del 10%.

Me parece que no es suficiente conocer sólo la teoría, hay que aplicarla, sino… ¿para qué sabes?

Pídeme que te comparta la siguiente parte de este correo para que te des una idea de algo que me ha cambiado la forma de ver las finanzas.

¿Quieres que estemos en contacto? ¿Solo dejar un mensaje? ¿Tienes una duda?




    Quiero recibir el boletín