«No son entradas, es que hoy me peiné para atrás.»

El fin de semana pasado estaba en una comida en un club de la Ciudad de México cuando un conocido me dijo que la última vez que nos vimos tenía más cabello y menos frente…

Hay cosas que no podemos controlar y una de ellas es el cuerpo. Yo podré tener una buena alimentación que me ayude a tener los nutrientes necesarios, podré no usar químicos en mi cabello para que no lo perjudique de más, sin embargo, vengo de una familia donde los hombres tenemos entradas amplias. Esto me dejó pensando acerca de las cosas que de verdad no controlamos. Yo no podré controlar que se me caiga el cabello, pero puedo controlar el peinado, puedo controlar ponerme injertos, puedo controlar si lo cuido o no, pero qué pasa cuando el tema no es el cabello, ¿qué pasa cuando estamos hablando de nuestra salud?

Pon atención a las señales de tus entradas financieras, no te hagas …

 

Por ejemplo, enfermarse del estómago es muy común y también es lo que muy fácilmente puede hacernos sentir lo que sería una incapacidad. Por más sano que procures comer no siempre podrás controlar que algo te caiga mal y que afecte todas tus actividades programadas. Literal te mantendrá incapacitado, ya sea en el baño o caminando lento por lo débil que te sientes.

 

¿Tienes un plan que te respalde ante una enfermedad?

Cuidarte de forma preventiva dándole importancia a tu alimentación y a tu cuerpo (hábitos) es primordial, pero al mismo tiempo es indispensable que tengas un plan de acción si llegaras a perder tu salud. ¿Recuerdas la última vez que te lastimaste un dedo de tu mano? ¿Reconociste la importancia que puede tener  un solo dedo en tu vida diaria? Imagina si llegaras a perder tu salud a un nivel mayor.

Asegúrate de tener un plan financiero en caso de que una enfermedad o un accidente te incapacite, busca tener una fuente de ingresos que cubra tus gastos hospitalarios sin importar tu estado de salud, ni el de tu familia.

No puedes evitar la pérdida de cabello, pero puedes ver las señales. ¿Qué pasa cuando estás viendo que tus entradas se están volviendo cada vez más amplias? ¡Tomas acciones!

Siempre es excelente momento para cambiar tu vida

Si ves que tu salud se está deteriorando, hay que tomar acciones. Si ves que tus finanzas se están deteriorando, ¡hay que tomar acciones! Dejemos de ser parte del grupo de mexicanos que solamente acepta su situación.

Hace algún tiempo platiqué con un amigo que no puede pagar ciertas cosas vitales para su proyecto familiar, pero el siguiente fin de semana gastó su quincena en entretenimiento. Es como usar ese gel que te deja súper duro el cabello, cuando sabes que se te está cayendo (negación a los hechos).

Cuida tu cuerpo, cuida tu salud y si ves señales de que el camino que estás tomando no te está llevando a donde quieres ir, cambia tu rumbo. Tu salud y tus finanzas no son cosas que pasan por sí solas, hay que poner atención y prevenir situaciones desagradables.

Suscríbete y empieza a tomar acciones.

¿Quieres que estemos en contacto? ¿Solo dejar un mensaje? ¿Tienes una duda?




    Quiero recibir el boletín